miércoles, 21 de octubre de 2020

GENTO, 87 AÑOS

Cumpleaños del legendario extremo izquierdo cántabro del Real Madrid

Este 21 de octubre cumple 87 años Don Francisco Gento López, extraordinario ex futbolista y Presidente de Honor del Real Madrid. Me resulta muy satisfactorio que siga entre nosotros un personaje tan importante de la Historia del Club, un superviviente de la gran época dorada del equipo que ganó las cinco Copas de Europa seguidas entre 1956 y 1960. Él estuvo ahí siendo protagonista directo de aquellos éxitos y de los que vinieron después. Estamos hablando del único futbolista que ha ganado 6 Copas de Europa, récord absoluto, y que presenta un palmarés impresionante como madridista, el que más títulos tiene. A los trofeos europeos hay que sumar 12 Ligas, 2 Copas, 1 Copa Intercontinental, 2 Copas Latinas y 1 Pequeña Copa del Mundo. El jugador cántabro, nacido en la localidad de Guarnizo, inició su carrera profesional en el Racing de Santander pero recaló bien pronto en el Santiago Bernabéu, en la temporada 1953-54, y allí se quedó durante 18 temporadas, hasta la 1970-71. Fueron 18 temporadas, récord de permanencia en el equipo blanco que comparte con otros futbolistas emblemáticos como Manolo Sanchís o Miguel Ángel. Gento, desde mi particular punto de vista el tercer mejor jugador de la Historia del Real Madrid sólo por detrás de Alfredo Di Stéfano y Cristiano Ronaldo, está considerado como el mejor extremo izquierdo de todos los tiempos. Capitán del equipo blanco durante 9 temporadas, sus 601 partidos oficiales y 182 goles con la elástica madridista nos dan una idea del peso que ha tenido este hombre en el Real Madrid, en el balompié español y en el fútbol mundial...

Hoy llega a los 87. No es una cifra redonda pero Don Paco se encuentra ya en unas edades a las que no todo el mundo llega, por lo que cada año hay que celebrarlo con más alegría si cabe. Desde 'Historias del Real Madrid' quiero enviar mi más sincera felicitación a este Leyenda absoluta del Club con mis mejores deseos. Felicidades, Don Francisco. Y que sean muchos más con salud y con el cariño de los suyos.

martes, 20 de octubre de 2020

LAS VOLTERETAS HACIA ATRÁS DE HUGO

Otra de las piruetas del ariete mexicano del Real Madrid

"Volteretas en Vallecas", titulaba en su Editorial la revista Don Balón en su ejemplar número 930 correspondiente a la semana del 24 al 30 de agosto de 1993. El mexicano Hugo Sánchez regresaba a España para jugar con el Rayo Vallecano de cara a la nueva temporada 1993-94 tras disputar una campaña con el América de su país. "Las volteretas, en este caso sinónimo de gol, en Vallecas", concluía la revista, que acompañaba el texto con una fotografía en blanco y negro en la que se mostraba al jugador boca abajo, o patas arriba, durante el lance de un partido de su etapa con el Real Madrid, la más fructífera del delantero. Hugo celebraba sus goles con una espectacular vuelta de campana que repitió una y otra vez a lo largo de su carrera deportiva. Sin embargo, viendo aquella fotografía de Don Balón, recuerdo que me llamó la atención algo de la imagen. Había algo raro. Aunque aparentemente se trataba de una de sus clásicas volteretas tenía la sensación de que la postura era un tanto extraña y que, en realidad, el mexicano no estaba celebrando un gol. Hugo no estaba dando una voltereta en esa fotografía...

Hugo Sánchez era un futbolista muy fotogénico. Era puro espectáculo sobre el campo con sus remates imposibles, sus lanzamientos a la primera, sus disparos de chilena, sus acrobacias y, por supuesto, las volteretas con las que celebraba sus goles. "Practiqué la gimnasia olímpica con mi hermana. Ella fue a las Olimpiadas de Montreal y gracias a ella comencé a tomar gusto a las piruetas", explicaba el propio jugador en un reportaje publicado en la obra 'Historia Viva del Real Madrid' de ABC. "Toda la alegría que se siente al marcar un gol para tu equipo hay que dejarla salir de alguna manera. Es una forma de demostrar mi alegría", sentenciaba el ariete. El 28 de febrero de 1988 el semanal As Color publicó un extenso reportaje de Luis Miguel González en el que el periodista se reunía en casa del jugador con su familia. La hermana de Hugo, Herlinda, explicaba cómo el madridista había aprendido a dar las volteretas o 'maromas', como las llaman los mexicanos. "Mi hermano Hugo siempre fue muy inquieto. Cuando yo empecé a acudir al gimnasio, siendo muy niña, él me acompañaba e incluso se interesó por esta disciplina deportiva", contaba Herlinda Sánchez, gimnasta olímpica en 1976. Detallaba que le enseñó a dar la voltereta a los doce o trece años. "Como sólo nos llevamos un año de diferencia, él es mayor que yo, siempre estábamos juntos. Jugábamos al voleibol, al baloncesto y, sobre todo, hacíamos mucha gimnasia. Él hasta pretendía perfeccionarse", apuntaba Herlinda destacando la técnica futbolística y la preparación física de su hermano. "Es un jugador muy completo. Otro de los ejercicios que realiza es saltar por encima del guardameta contrario para evitar chocar con él. Sale volando. Es el salto del tigre. Para llevar a cabo este salto hay que tener habilidad y destreza", argumentaba la ex gimnasta, que también mencionaba sus "chilenas" y "la rodada atrás" en sus declaraciones. Ojo a este pasaje de la entrevista: "Y cuando Hugo está en el suelo y se apoya en sus manos para ponerse en posición vertical, el ejercicio que realiza es un resorte de brazos", contaba Herlinda Sánchez. 

Sí. Ahí está la clave de todo. Al margen de las celebraciones de sus goles con las volteretas había otra pirueta que Hugo Sánchez solía practicar muchísimo en casi todos los partidos. Cuando tras un remate fallido, una caída o una dura entrada se quedaba tumbado sobre el césped, Hugo se solía levantar realizando una voltereta hacia atrás. Impulsaba sus piernas con fuerza hacia atrás y su tronco se levantaba colocándose en vertical. A continuación, se apoyaba en sus manos y haciendo fuerza con los brazos terminaba de dar la voltereta inversa quedando en pie. Lo hacía muchísimo, en casi todos los partidos, y es una maniobra mucho más fácil de lo que parece. De hecho, cuando yo era niño la aprendí a hacer viendo a Hugo por televisión. No me atrevía a dar su voltereta, pero sí que hacía lo de ponerme en pie como Hugo dando la voltereta hacia atrás. Eso sí, había que hacerlo sobre césped o suelo blando. Como lo hicieses sobre el patio del colegio, con toda aquella gravilla que había, te podías clavar las piedrillas en la parte alta de la espalda y dolía lo que no estaba escrito...

Esas volteretas hacia atrás de Hugo Sánchez también eran captadas por los fotógrafos de la prensa gráfica, lo que muchas veces ha originado errores y confusiones. Si la fotografía estaba tomada justo en el momento en el que Hugo estaba con la maniobra a medio hacer, o con las piernas ya en lo alto, daba la sensación de que estaba dando una voltereta normal, es decir, que estaba celebrando uno de sus goles. Por ese motivo, han quedado para la Historia imágenes en las que Hugo Sánchez aparentemente está celebrando un gol y no es así, en realidad sólo se está poniendo en pie. Hay muchísimos casos y muchos libros y revistas en los que los pies de foto son erróneos. Hugo "celebrando" goles que no se marcaron o volteretas en partidos en los que Hugo Sánchez no marcó...

ADIÓS A JOSÉ MERINO

Jugó en la Sección de Baloncesto del Real Madrid en la temporada 1972-73

Este 19 de octubre la página web del Real Madrid informaba del fallecimiento de José Merino, jugador del equipo de Baloncesto del Club en la temporada 1972-73. Merino, que nos ha dejado a los 68 años, compartió vestuario con emblemas de la Sección como Emiliano Rodríguez, Luyk, Cristobal, Ramos, Cabrera, Brabender, Paniagua, Rullán o Corbalán entre otros. En su única campaña en el primer equipo, a las órdenes de Pedro Ferrándiz, la escuadra blanca cosechó la Liga y la Copa.

En su comunicado oficial, el Club, el Presidente y su Junta Directiva "lamentan profundamente" el fallecimiento del ex baloncestista. Desde 'Historias del Real Madrid' quiero expresar mi más sentido pésame a toda su familia, amigos y compañeros. Descanse en paz, José Merino.

domingo, 18 de octubre de 2020

EL ESTRENO GOLEADOR DE RAÚL EN LA CHAMPIONS LEAGUE

Se cumplen 25 años de los primeros goles de Raúl González en la máxima competición continental

Una imagen muy simbólica que tengo en el recuerdo. Míchel levantando en brazos a Raúl en la celebración de un gol europeo del Real Madrid en el Santiago Bernabéu durante la temporada 1995-96. Hay una fotografía muy bonita de ese instante en el archivo del Diario As y la Revista Real Madrid también ofreció otra toma de ese momento tan especial. Era la última temporada del centrocampista en el Madrid y Raúl todavía daba sus primeros pasos pero, con 18 años, el delantero sería el mejor jugador de toda la plantilla en aquella convulsa campaña. Esa bonita escena terminó siendo, para mí, una especie de símbolo del relevo. La Quinta del Buitre daba sus últimos coletazos, ya sin Butragueño y Martín Vázquez en el equipo, y Raúl era ya toda una realidad y terminaría convirtiéndose en santo y seña del madridismo para muchos años... Sucedió el 18 de octubre de 1995, tal día como hoy de hace 25 años. Aquella noche, el Real Madrid goleó 6-1 al Ferencvaros y Raúl González marcaba sus primeros goles en la Champions League. Un 'hat trick', además... 

Fue en la tercera jornada de la liguilla. El Madrid se había estrenado en el nuevo formato de la antigua Copa de Europa con una derrota 1-0 frente al Ajax, vigente Campeón de Europa. En la segunda jornada los de Jorge Valdano ganaron 2-0 al Grasshopper con un doblete de Iván Zamorano. Los blancos disputaron el tercer encuentro de nuevo en el Bernabéu frente al conjunto húngaro. Aquel fue uno de los mejores partidos de una temporada en la que no pudimos disfrutar de muchas alegrías. De hecho, el comienzo liguero fue horroroso, aunque llegamos al encuentro con el Ferencvaros después de encadenar un par de victorias frente al Compostela y el Salamanca. Estábamos respirando un poquito...

Frente al Ferencvaros el equipo blanco salió a morder y pronto empezó a generar ocasiones con disparos de Zamorano y Michael Laudrup. Pero sería la gran estrella de la noche la que inaugurase el marcador. En el minuto 23 un saque de esquina desde la izquierda llevó el balón al centro del área y, tras botar, el esférico fue empujado a gol de cabeza por Raúl medio en plancha. El joven delantero anotaba así su primer gol en la Champions. Y el segundo llegó casi de inmediato. Combinación entre Zamorano y Raúl para que el canterano cruzase con la izquierda y subiese el 2-0 al electrónico. Raúl estaba pleno de confianza y enchufado. Tuvo en sus botas el tercero con una preciosa 'cuchara' de las suyas, con la zurda, que concluyó con el balón pegando en el larguero. El rechace lo aprovechó Zamorano que consiguió tocar de cabeza para alojar el balón en el fondo de las mallas. Antes del descanso el guardameta magiar consiguió rechazar dos disparos a Laudrup y Zamorano en la misma jugada. Al descanso, 3-0 para los blancos. Nada más reanudarse el juego en el segundo periodo llegó el 4-0 con una jugada preciosa, centro medido desde la derecha de Raúl y espectacular remate de cabeza de Zamorano picando con fuerza el balón y superando al cancerbero. Laudrup lo intentó en varias ocasiones e incluso le sacaron casi bajo palos un balón que se colaba ya en la portería. El quinto caería a balón parado. Míchel tocó en corto para que Fernando Hierro ejecutara un potente disparo de falta lejano desde fuera del área que se coló como un misil en la portería visitante. En el minuto 62 el Ferencvaros anotó el 5-1, el tanto del honor que les serviría para no marcharse de vacío. Pero el Madrid, que acumuló muchísimas ocasiones de gol, tuvo tiempo de cerrar el resultado con el 6-1 tras una jugada elaborada con varios toques entre Luis Enrique, Esnáider y Míchel que finalizó Raúl fusilando a la red. El colofón a una noche para disfrutar, que nos venía bien dado lo que estábamos viviendo los madridistas por aquella época. Un partido en el que las cosas salieron tal y como se suponía que tenían salir con aquella plantilla, aunque luego el año fue como fue, claro...

Al día siguiente las portadas tenían un claro protagonista. "El Euromadrid provocó el delirio. Festival", tituló el diario Marca sobre una fotografía de Raúl celebrando una de sus dianas. "Los blancos enamoraron a su afición en una noche de goles", apuntaba el rotativo deportivo. Fue el bautismo realizador de Raúl en la Champions League, competición en la que, con los años, llegaría a ser su máximo goleador con 71 tantos. Los 3 primeros materializados una noche como la de hoy hace ya un cuarto de siglo...

REAL MADRID: Buyo, Quique Sánchez Flores, Hierro (Nando, 62'), Sanchís, Soler, Míchel (Luis Enrique, 57'), Milla, Laudrup, Amavisca (Esnáider, 57'), Raúl y Zamorano.

FERENCVAROS: Hajdu, Szucs, Telek, Milovanovics (Hrutka, 55'), Keller, Kuntics (Nagy, 67'), Vincze (Albert, 46'), Kopunovics, Nyilas, Kecskes y Lizstes.

GOLES:
1-0 min. 23 Raúl
2-0 min. 24 Raúl
3-0 min. 33 Zamorano
4-0 min. 46 Zamorano

5-0 min. 53 Hierro
5-1 min. 62 Kopunovics
6-1 min. 83 Raúl

jueves, 15 de octubre de 2020

AGNE SIMONSSON

Futbolista del Real Madrid durante las temporadas 1960-61 y 1962-63

"Agne Simonsson nuevo jugador del Real Madrid". La portada del Boletín oficial de septiembre de 1960 presentaba a la nueva incorporación para el cuadro de Miguel Muñoz, un futbolista sueco de 24 años que llegaba respaldado por un buen cartel como Internacional con su Selección, con la que había brillado un par de años antes en el Mundial celebrado precisamente en su propio país. Los anfitriones cayeron frente al Brasil del joven Pelé en una Final en la que nuestro protagonista llegó a marcar uno de los tantos. Simonsson, el único jugador de Suecia que ha vestido la camiseta del primer equipo del Real Madrid, falleció el pasado mes de septiembre.

Tore Klas Agne Simonsson nació en Gotemburgo el 19 de octubre de 1935. Futbolísticamente destacó en las filas del Örgryte IS de su país natal como delantero, lo que le permitió convertirse en un habitual de la Selección sueca, con la que llegó a disputar 51 encuentros marcando 27 goles, 4 de ellos en la Copa Mundial de 1958 en la que Suecia terminó como Subcampeona del Mundo. También con su combinado estatal protagonizó lo que en su momento fue toda una gesta, el 2-3 frente a Inglaterra de 1959 en el que dos de los tantos nórdicos llevaron su firma. Ese encuentro le valió el apelativo de 'El Rey de Wembley'. Su fama le valdría para llamar la atención del equipo puntero en aquel momento, el Real Madrid 'Pentacampeón de Europa', así que salió de su país para recalar en el fútbol español.

Simonsson fichó por un Real Madrid que venía de encadenar cinco Copas de Europa seguidas y que acababa de ganar la primera Copa Intercontinental. El delantero se incorporó a la disciplina de un equipo legendario plagado de estrellas y no lo tuvo nada fácil para hacerse un hueco. De hecho, jugó muy poquito. Tres partidos oficiales en los que anotó un gol. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de un fútbol sin sustituciones en el que o jugabas de titular o no jugabas. Teniendo por delante a figuras como Alfredo Di Stéfano, Puskas, Gento y demás resultaba extremadamente difícil destacar. El sueco debutó con la camiseta blanca el 8 de octubre de 1960 en un encuentro de Liga disputado en Valencia que finalizó con victoria merengue 0-1. El 13 de noviembre de 1960 también formó parte del once inicial del Real Madrid que goleó 5-1 al Zaragoza en el Santiago Bernabéu. Miguel Muñoz alineó ese día a Vicente, Casado, Pachín, Miche, Del Sol, Vidal, Ruiz, Gento, Puskas, Simonsson y Canario. En este choque, Agne tuvo el honor de anotar uno de los goles compartiendo marcador con Puskas, autor de un 'hat trick' , y con Gento. Simonsson, concretamente, hizo el 3-0. Una semana más tarde, el 20 de noviembre de 1960, Agne Simonsson volvió a formar con el Real Madrid en un empate 1-1 en casa del Mallorca. Aquel sería su último partido oficial con la camiseta blanca. La durísima competencia le impediría jugar más, pero contribuyó a la consecución del título de Liga de aquella temporada 1960-61. Ante la falta de oportunidades el jugador fue cedido a la Real Sociedad para disputar la temporada 1961-62. Simonsson formó parte de la operación de traspaso del guardameta Araquistain al Real Madrid procedente del equipo guipuzcoano. El sueco fue cedido al cuadro vasco junto a Eguskiza, Raba y Villa. Se da la curiosa circunstancia de que Simonsson está considerado como el primer futbolista extranjero que vistió la camiseta de la Real Sociedad. En el equipo 'txuri urdin' el delantero dispuso de más ocasiones para saltar al césped y esa campaña disputó 22 partidos anotando 8 goles. La alegría no fue completa puesto que la Real Sociedad perdió la categoría descendiendo a Segunda. Simonsson regresó a la disciplina del Real Madrid para la temporada 1962-63, pero no llegó a actuar en competición oficial. Tras poner punto y final a su etapa en el fútbol español regresó a su país para jugar de nuevo en el Örgryte IS, equipo del que ya no se movería hasta su retirada en 1970, con 35 años.

Tras colgar las botas inició una carrera como técnico en su país dirigiendo, precisamente, al equipo en el que pasó tantos años, el Örgryte IS. Posteriormente brillaría en el banquillo del BK Häcken, un humilde equipo de la ciudad de Gotemburgo al que llevó de la Tercera División a la máxima categoría del fútbol sueco, y de nuevo volvería al Örgryte IS para ganar la Liga en 1985 y disputar la Copa de Europa. También probó fortuna como técnico en el extranjero. Retirado de los campos de fútbol, Simonsson no se olvidó nunca de su paso por nuestro país y visitaba Madrid con asiduidad siempre que le resultaba posible. No tuvo demasiada suerte con nosotros, pero el Real Madrid deja huella...

Agne Simonsson falleció el pasado 22 de septiembre a los 84 años. Desde 'Historias del Real Madrid' quiero tener un recuerdo para este futbolista con pasado blanco. Mi más sentido pésame a su familia, amigos y compañeros. Descanse en paz.

lunes, 12 de octubre de 2020

PLANTILLA REAL MADRID 2020-21

Los jugadores de Zinedine Zidane para la presente campaña 

A continuación el listado definitivo de jugadores que conforman la plantilla del Real Madrid para la temporada 2020-21. Mucha suerte para el equipo en esta campaña que arrancó el pasado 20 de septiembre con el primer partido de la Liga, competición de la que ya se han disputado cuatro jornadas hasta el momento. Un empate y tres victorias para los nuestros, que lideran la clasificación en estos momentos con 10 puntos.


Porteros

1 - Courtois
13 - Lunin

Defensas

2 - Carvajal
3 - Éder Militao
4 - Sergio Ramos
5 - Varane 
6 - Nacho
12 - Marcelo
19 - Odriozola
23 - Ferland Mendy 

Centrocampistas

8 - Kroos
10 - Modric
14 - Casemiro

15 - Valverde 

21 - Odegaard
22 - Isco 
 


Delanteros

7 - Hazard
9 - Benzema
11 - Marco Asensio
17 - Lucas Vázquez

18 - Luca Jovic 
20 - Vini Jr
24 - Mariano
25 - Rodrygo   


Cuerpo técnico 

Zinedine Zidane - Entrenador
David Bettoni - Segundo entrenador
Hamidou Msaidie - Ayudante

Gregory Dupont - Jefe de preparación física 
Roberto Vázquez - Preparador de porteros
Javier Mallo - Preparador físico - Readaptador
José Carlos G. Parrales - Readaptador 
Miguel Porlan 'Chendo' - Delegado

ALTAS Y BAJAS PARA LA CAMPAÑA 2020-21

Sin fichajes, sólo regresan al primer equipo del Real Madrid los futbolistas cedidos

La situación actual afecta a todos los ámbitos y nos ha dejado un extraño mercado de fichajes para casi todos los equipos de fútbol de Primera División. El Real Madrid no es ajeno a todo lo que sucede. No hay incorporaciones relevantes más allá de la vuelta de futbolistas cedidos.

ALTAS

Odegaard (Real Sociedad)

Odriozola (Bayern Múnich)

Lunin (Real Oviedo) 

BAJAS

Gareth Bale (Tottenham) 

James (Everton)

Achraf (Inter de Milán)

Areola (PSG) 

Javi Sánchez (Valladolid)

Reguilón (Tottenham)

Brahim (Milán - Cedido)

Fran García (Rayo Vallecano - Cedido) 

Renier (Borussia Dortmund - Cedido)

Siguen cedidos

Vallejo (Granada - Cedido)

Ceballos (Arsenal - Cedido)

Kubo (Villarreal - Cedido)

Mayoral (Roma - Cedido) 

Con la plantilla ya cerrada, como apunto todos los años, sólo queda esperar que los futbolistas incorporados se adapten lo mejor posible y aporten todo lo que puedan al equipo. A los que se han ido les deseo lo mejor tanto a nivel personal como profesional, siempre y cuando no esté por medio el Real Madrid. Y que los cedidos hagan todos los méritos posibles para volver con nosotros cuanto antes. Buena suerte a todos.