jueves, 21 de enero de 2021

25 AÑOS DEL CESE DE VALDANO

Se cumple un cuarto de siglo del final del proyecto del técnico argentino al frente del Real Madrid

El domingo 21 de enero de 1996 el Rayo Vallecano se impuso 1-2 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu. Derrota inesperada, o quizás no tan inesperada teniendo en cuenta cómo se estaba desarrollando la temporada, que le costó el puesto a Jorge Valdano. "El Rayo Vallecano les fulminó... Y este suelo se acabó", tituló en su portada el diario Marca. "Tocó fondo", señalaba As en su primera página, anunciando en el antetítulo que Valdano había sido destituido. "El Rayo Vallecano, con dos goles de Guilherme, ahogó a un Madrid roto en todas sus líneas", contaba el otro rotativo deportivo de la capital.

El Madrid, que acababa de ser eliminado de la Copa del Rey, presentó una alineación curiosa en la que, por primera vez desde 1984, no había ningún jugador de la Quinta del Buitre. Paco Buyo ejerció de capitán esa tarde en la que las cosas se iban a empezar a torcer nada más arrancar el encuentro. No habían pasado ni dos minutos de reloj cuando en un error en el pase Freddy Rincón perdió la pelota montando el Rayo una contra que concluyó con el brasileño Guilherme empujando a puerta vacía un pase de Aquino desde la izquierda. 0-1 nada más empezar el partido. Afortunadamente el equipo blanco empató rápido, sólo dos minutos después, al aprovechar Raúl un balón que le puso Laudrup al sacar rápido una falta. Pero no iba a ser el día del Real Madrid, ni mucho menos. Sin alcanzarse el minuto 10 el cántabro José Emilio Amavisca se lesionó en una disputa y tuvo que ser sustituido por Míchel. El centrocampista tuvo que pasar por quirófano para ser operado del menisco interno de la rodilla derecha. El Madrid lo intentó, con disparos de Redondo, Álvaro, Rincón, Hierro... Pero nada, no había suerte. El agua y el estado del terreno de juego no ayudaban tampoco a que el juego fuese muy vistoso y las contras de los vallecanos metían el miedo en el cuerpo de los presentes bajo la lluvia del Bernabéu y de los que escuchábamos el partido por la radio. Alkorta y Fernando Hierro fueron los últimos en probar fortuna para el Madrid en el primer tiempo. En el segundo periodo, con tablas aún en el marcador, los blancos seguían insistiendo. La situación deportiva era tan complicada que los nervios jugaban malas pasadas y cada vez que los visitantes se acercaban a las inmediaciones de la meta de Buyo muchos se temían lo peor. En las contras llegaban con demasiada facilidad. Y en el minuto 63... Pues gol del Rayo. Un error de Hierro propició un pase al área para Guilherme que el brasileño aprovechó empalando de primeras al palo de Buyo. El balón, tras pegar en el poste, entró a gol. 1-2 para el Rayo Vallecano en el Bernabéu. De ahí al final la impotencia fue absoluta, el cuadro blanco atacó y atacó pero sin alma, con nervios y precipitación. El Rayo, con el marcador a favor, se atrincheró atrás a defenderse a la espera de contar con alguna que otra peligrosa contra. Nada, no hubo manera. El reloj corría muy deprisa, el público estaba cabreado... Final de partido y derrota 1-2. Vamos, en la línea de lo que estaba sucediendo aquella temporada 1995-96.

Fue la primera victoria del Rayo Vallecano en el Santiago Bernabéu. Fue la tercera derrota liguera de aquella temporada en el estadio madridista, la séptima derrota en 22 jornadas, la duodécima derrota en los 32 partidos oficiales que se habían disputado en aquella campaña hasta el momento... Sólo llevábamos 13 victorias en 32 encuentros. La situación era muy mala. Habíamos perdido la Supercopa, nos acababan de echar de la Copa del Rey... Aquella misma noche, el presidente Lorenzo Sanz comunicó al cuerpo técnico que estaba cesado. Sanz, que apenas llevaba dos meses en el cargo, siempre reconoció que le dolió tener que tomar aquella decisión. Jorge Valdano, Ángel Cappa y Alberto Giráldez comparecieron juntos en la rueda de prensa para confirmar la noticia. "Este cuerpo técnico queda desvinculado del Real Madrid. Nos ha sido comunicado de una manera muy elegante y con una alta sensibilidad por el Sr. Herrero y por el mismo Sr. Lorenzo Sanz. La reunión no ha durado más de dos minutos. En realidad sobraban las palabras", señalaba Jorge Valdano. "Evidentemente es un momento penoso para el cuerpo técnico. Nosotros hubiéramos deseado seguir hasta final de temporada y tener una revancha deportiva porque todos los que estamos en el fútbol creemos siempre que somos capaces de invertir las situaciones", añadía el recién cesado Valdano, cuya comparecencia transcurrió con la habitual elegancia de la que hacía siempre gala el argentino en sus apariciones públicas. "Es para este cuerpo técnico un extraordinario honor el haber formado parte de esta casa, el haber tenido, además, la suerte de ser Campeón", apuntaba el entrenador antes de mostrar los agradecimientos a los jugadores, al Club y a los medios de comunicación que les habían acompañado hasta ese momento.

Fue una pena todo aquello. La etapa de Jorge Valdano al frente del Real Madrid había arrancado con tanta ilusión, con aquellos fichajes y aquel verano de 1994 que tan buenas sensaciones dejó... La Liga de la temporada 1994-95 es una de las que recordamos con más cariño quienes la vivimos. Los goles de Zamorano, los pases de Laudrup, la campaña de Amavisca, Fernando Redondo en el centro del campo, la aparición de Raúl... Y qué poco duró todo... Qué rápido acabó aquel proyecto. Un año y medio después de arrancar Valdano era destituido y el equipo estaba inmerso en una crisis tremenda. El Real Madrid seguía devorando entrenadores y los títulos escaseaban. Qué duros fueron los años noventa para los madridistas y qué suplicio fue aquella nefasta temporada 1995-96.

REAL MADRID: Buyo, Chendo, Hierro, Alkorta, Lasa, Redondo, Rincón (Zamorano, 51'), Amavisca (Míchel, 10'), Laudrup, Raúl y Álvaro (Milla, 69').

RAYO VALLECANO: Abel, Cota, De Quintana, Baroja, Palacios, Cortijo, Castillo, Andijasevic (Calderón, 61'), Alcázar, Aquino (Edu, 76') y Guilherme.

GOLES
0-1 min. 2 Guilherme
1-1 min. 4 Raúl
1-2 min.
63 Guilherme

CRISTIANO RONALDO HACE HISTORIA

El ex madridista supera a Josef Bican y se convierte en el máximo realizador de la historia del fútbol

Cristiano Ronaldo ya es el máximo goleador de la Historia del fútbol en competiciones oficiales. Ayer marcaba uno de los dos goles de la Juventus frente al Nápoles en la Final de la Supercopa de Italia, nuevo título para el portugués, por cierto, y elevaba a 760 su cifra de goles anotados. Supera al austro-checo Josef Bican y pasa a comandar, en solitario, la tabla de realizadores históricos de este deporte. 

Como recordaba hace unas semanas hay que destacar que buena parte de todos esos goles los consiguió con nuestra camiseta. Cristiano Ronaldo es el máximo goleador de la Historia del Real Madrid con 451 goles en 438 partidos oficiales. Probablemente quienes llevan la cuenta de los 760 goles no incluyan el gol que le hizo a la Real Sociedad el 18 de septiembre de 2010, es decir, que le contabilizarán 450 goles como madridista en lugar de los 451 que otras fuentes, incluyendo el propio Real Madrid, sí que le conceden. Serían 761 goles en lugar de 760. Gol arriba o gol abajo, lo que está claro es que Cristiano sigue rompiendo barreras a las puertas de cumplir 36 años. Enhorabuena a nuestro ex jugador.

domingo, 10 de enero de 2021

ADIÓS A PEDRO CASADO

Canterano del Real Madrid con presencia en el primer equipo entre 1960 y 1966 

Este domingo hemos sabido que ayer 9 de enero de 2021 falleció a los 83 años de edad Pedro Casado, ex jugador del Real Madrid en varias etapas a comienzos de los sesenta. El Club ha emitido un comunicado oficial en el que manifiesta sus condolencias en nombre del presidente y de la Junta Directiva.

Pedro Casado Bucho nació en Madrid  el 20 de noviembre de 1937. Su carrera deportiva se consolidó en las categorías inferiores del Real Madrid, donde ingresó en 1954 y donde fue evolucionando y, como suele pasar en muchos casos, fue cambiando de posiciones para adecuarse a lo más apropiado para sus características. Debutó con el primer equipo con 18 años, de la mano de José Villalonga. Fue en el Campo de San Juan, Pamplona, en un encuentro de Liga entre Osasuna y Real Madrid que se disputó el 30 de septiembre de 1956. Formó el cuadro madridista con Juanito Alonso, Marquitos, Casado, Atienza II, Zarraga, Santisteban, Becerril, Gento, Marsal, Di Stéfano y Joseito. El resultado fue adverso con un 2-0 para los locales, pero el técnico madridista volvió a recurrir del joven defensa una semana más tarde en lo que sería su estreno como futbolista blanco en el Santiago Bernabéu. Era la quinta jornada de Liga y el rival el Valladolid, al que se ganó 3-1 con goles de Di Stéfano, por partida doble, y Mateos. El Real Madrid alineó a Juanito Alonso, Marquitos, Casado, Lesmes II, Atienza II, Zarraga, Miguel Muñoz, Gento, Mateos, Di Stéfano y Marsal. Antes de finalizar 1956, y ya con 19 años recién cumplidos, Casado tuvo tiempo de jugar un partido más con el primer equipo. Fue el 16 de diciembre, de nuevo en casa, en el Bernabéu, en un choque frente al Zaragoza que finalizó con empate 3-3, habiendo marcado los tres goles blancos Alfredo Di Stéfano. Fueron los tres partidos oficiales que disputó con el Real Madrid en la temporada 1956-57, al margen de los amistosos.

En la temporada 1957-58 siguió formándose, esta vez en las filas del Plus Ultra, donde coincidió con jugadores como Julio Gento, hermano de Paco, o Santiago Gómez Pintado, el que muchos años más tarde se postularía como candidato a las elecciones de la presidencia del Real Madrid. A las órdenes de Francisco Trinchant el canterano disputó un total de 20 partidos y marcó 1 gol frente al Alicante. En el siguiente ejercicio, 1958-59, Casado se mantuvo en el Plus Ultra aumentando su participación y llegando a jugar 31 partidos oficiales, 26 de Liga y 5 de Copa. Precisamente en el torneo del KO brilló con luz propia en el segundo duelo de la ronda previa que midió al Plus Ultra con el Santander. Fue el 1 de marzo de 1959 y Casado metió los dos goles de su equipo en la victoria por 2-1 frente a los montañeses. Un mes más tarde volvería a ver puerta en un choque liguero de Segunda División entre el Plus Ultra y el Elche. Casado sentenció el triunfo de los locales anotando el 2-0 con el que finalizaría el duelo. En cualquier caso, su faceta goleadora no era la más usual. De extremo izquierdo Pedro Casado pasó a ejercer como defensa veloz y elegante. En la temporada 1959-60 inició su tercer ejercicio con el Plus Ultra, con la novedad de que su técnico sería Miguel Muñoz, con el que había llegado a jugar tres años antes en el primer equipo blanco. 27 partidos oficiales jugó esa campaña entre Liga y Copa, al tiempo que seguía en la órbita del Real Madrid

La temporada 1960-61 fue la de su consagración y, seguramente, su mejor campaña como futbolista. Camino de cumplir los 23 años, Casado inició el ejercicio en el Plus Ultra jugando los dos primeros partidos de Liga, pero antes de terminar el mes de septiembre ya dio el salto definitivo al Real Madrid. Miguel Muñoz, que le conocía muy bien, le asentó en el conjunto blanco estrenando su segunda etapa oficial en el primer equipo con un triunfo 3-4 en el campo del Elche. Fue titular indiscutible toda la campaña y debutó en Copa de Europa en un atractivo Real Madrid-Barcelona que finalizó en tablas, 2-2, en el Santiago Bernabéu. Jugó 37 partidos oficiales ese año, 26 de Liga, 2 de Copa de Europa y 9 de Copa, incluyendo la Final contra el Atlético de Madrid que, lástima, se decantó del lado rojiblanco. En cualquier caso, en lo personal, fue una gran temporada para Casado que, además, consiguió ser Internacional al debutar también con la Selección. Fue el 2 de abril de 1961 en un España-Francia amistoso que se disputó en el Santiago Bernabéu. El técnico del equipo nacional, Pedro Escartín, jugó ese choque con Vicente, Rivilla, Santamaría, Gensana, Casado, Vidal, Del Sol, Tejada, Kubala, Gento y Di Stéfano. Casado compartió vestuario con los mejores del fútbol español tanto en su etapa madridista como en su única aparición con la camiseta roja de España. El duelo acabó con triunfo 2-0 para los españoles, goles de Gensana y Gento.

En la temporada 1961-62, asentado definitivamente en el primer equipo del Real Madrid, Casado siguió siendo un jugador importante de la defensa madridista alternando titularidades y suplencias hasta alcanzar la notable cifra de 28 encuentros oficiales: 17 de Liga, 4 de Copa y 7 de Copa de Europa, donde más protagonismo tuvo. Casado anotó el que sería su único gol con la camiseta blanca en el encuentro de ida de las semifinales frente al Standard de Lieja, al que los de Miguel Muñoz superaron con un contundente 4-0. Casado hizo el tercero, y las otras dianas llevaron la firma de Di Stéfano y Tejada (2). Casado, que también jugó la vuelta de esas semifinales, fue titular en la Final de la Copa de Europa celebrada en Ámsterdam el 2 de mayo de 1962 frente al Benfica. Miguel Muñoz jugó ese día con Araquistain, Casado, Santamaría, Miera, Felo, Pachín, Tejada, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y Gento. Desgraciadamente, el partido acabó con victoria portuguesa por 5-3. Ese año, no obstante, tanto el Real Madrid como Casado sumaron a sus vitrinas 1 Liga y 1 Copa.

En la temporada 1962-63 se incrementó su participación en el equipo elevándose a 30 los
partidos oficiales disputados por el zaguero, 22 de Liga, 6 de Copa y 2 de Copa de Europa. Pedro Casado formaba parte de la terna habitual de jugadores de un Real Madrid que mostraba una enorme regularidad en Liga y que inició la década de los sesenta encadenando título de Liga tras título de Liga. En la temporada 1963-64 jugó 24 partidos oficiales, 15 de Liga, 5 de Copa y 4 de Copa de Europa. El Madrid encadenó otro dos títulos de Liga con la participación de Pedro, aunque su suerte empezaría a cambiar. En la temporada 1964-65 no llegó a jugar ni un minuto en competición oficial y se pasó el año en blanco. Él no lo sabía, pero el 19 de abril de 1964 había jugado su último partido de Liga con el Madrid, un Levante-Real Madrid con triunfo madridista 0-1. Su situación personal no varió mucho en la que sería su última campaña en el Bernabéu, la temporada 1965-66. Había entrado savia nueva en el Real Madrid y los 'yeyés' le cerraron el paso. El 8 de mayo de 1966, Casado disputó su único partido de esa campaña y, además, el que sería su último partido oficial como madridista, un Betis-Real Madrid de Copa que finalizó con triunfo verdiblanco por 3-2. El equipo estaba formado por suplentes puesto que tres días más tarde, el Real Madrid disputaría la Final de la Copa de Europa frente al Partizan de Belgrado. La Sexta Copa de Europa. En su último partido de blanco Casado compartió alineación con Betancort, Miera, Santamaría, Calpe, Félix Ruiz, Ramón Tejada, Bueno, Puskas, Jaime Blanco y Fernando García Ramos.

En total, Pedro Casado jugó 123 partidos oficiales con la camiseta del Real Madrid y marcó 1 gol. Su palmarés final presenta 6 Ligas, 2 Copas de Europa, 1 Intercontinental, 1 Copa Latina y 1 Copa, si bien hay que especificar que no llegó a jugar en ninguna de las 2 Copas de Europa que ganó el equipo estando Casado en el Madrid (1956-57 y 1965-66) ni tampoco en la Intercontinental de 1960.

Tras salir del Real Madrid recaló en las filas del Sabadell para disputar la temporada 1966-67 en Primera División. Casado tenía 29 años y participa en 19 partidos de Liga. En la siguiente campaña, 1967-68, se mantiene en el Sabadell pero sólo juega 5 partidos de Liga. El 15 de octubre de 1967 anotó el que sería su primer y único gol en Liga en la máxima categoría y el 18 de febrero de 1968 su último partido en Primera División, un Sabadell-Elche que se resolvió 1-2 a favor de los visitantes. El equipo arlequinado logró la permanencia al acabar duodécimo en la tabla de clasificación. Con 31 años dejaba el fútbol de élite, al que ya no volvería ni como jugador ni como entrenador.

Desde 'Historias del Real Madrid' quiero expresar mi más sentido pésame a toda su familia, amigos y compañeros. Sirvan estas pocas líneas a modo de particular homenaje. Descanse en paz, Pedro Casado Bucho.

jueves, 7 de enero de 2021

LA BOTA DE ORO DE 1990

Se cumplen 30 años de la entrega de la Bota de Oro del mexicano Hugo Sánchez 

El lunes 7 de enero de 1991, tal día como hoy de hace 30 años, el delantero Hugo Sánchez recogía la Bota de Oro de la temporada 1989-90. En su momento fue todo un acontecimiento deportivo para nuestro fútbol y para el Real Madrid. Era la primera vez que un futbolista del conjunto blanco asomaba la cabeza en la clasificación de este trofeo. Los 38 goles en la Liga de la temporada 1989-90 permitieron a Hugo igualar el récord histórico de dianas en una campaña, que estaba en manos de Telmo Zarra, y conquistar la Bota de Oro. Por aquellos tiempos, y hasta que no se incluyeron puntuaciones por coeficientes, resultaba muy difícil para los delanteros de los equipos de las grandes ligas optar de verdad a poder llevarse este título que premiaba a los máximos goleadores de las ligas europeas. Se entregaba el galardón basándose simplemente en el número de goles conseguidos, lo que beneficiaba a los jugadores de las ligas menores, razón por la que en el palmarés histórico de la Bota de Oro no abundaban los delanteros de competiciones como la española, la inglesa o la italiana hasta bien entrados los años noventa. Incluso hubo casos de irregularidades, como sucedió en la temporada 1986-87. Dadas las circunstancias, se entiende que lo de Hugo Sánchez en 1990 fuese considerado como algo histórico para nuestro deporte.

El acto de entrega tuvo como marco la Gala del Fútbol Mundial 1990 que se celebró en un hotel de Bonn. En la ciudad alemana se reunieron las figuras más destacadas del balompié en una fiesta organizada por la firma Adidas y France FootballFranz Beckenbauer, Lothar Matthaus, Salvatore Schillaci, Gary Lineker, Roger Milla y el Milán fueron los otros premiados en un acto en el que tuvieron mucho protagonismo los grandes triunfadores del Mundial de Italia celebrado unos meses antes. 

En cualquier caso, para la prensa española el gran atractivo fue la entrega, por partida doble, de la Bota de Oro. Por primera vez desde que se empezó a entregar este galardón, 1967-68, dos jugadores recibieron el trofeo. Junto a Hugo Sánchez también fue premiado Hristo Stoichkov, que también marcó 38 goles. El búlgaro, no obstante, los había conseguido en la liga de su país con el CSKA de Sofía, antes de fichar por el Barcelona. Tuvo su morbo ver a los delanteros de Real Madrid y Barcelona posar juntos en el escenario con sus Botas de Oro. Es la imagen que utilizó para su portada la revista Don Balón en su ejemplar 795 correspondiente a la semana del 16 al 22 de enero de 1991. Como el semanario llegaba los miércoles a los kioscos no tuvo tiempo de cubrir el evento esa semana y esperó a la siguiente para ofrecer un extenso reportaje sobre el tema. El director de la revista, Juan Pedro Martínez, y el fotógrafo Juan Navarro fueron los enviados especiales que Don Balón desplazó a Bonn para informar sobre "La bota de la paz", como titularon en primera página. Y es que estaba todavía muy reciente toda la polémica generada en torno a la Supercopa de España en la que los dos delanteros fueron protagonistas: Hristo por pisar al colegiado Urizar Azpitarte y Hugo por tocarse sus partes nobles en el encuentro de ida disputado en el Camp Nou. La polémica había rodeado a los dos jugadores que, mira por dónde, tuvieron que poner la mejor de sus sonrisas al coincidir en el escenario del Maritim de Bonn. Los dos máximos goleadores europeos de la temporada 1989-90 se dieron la mano en un gesto que se interpretó como la firma de la paz. 

"Es un honor ser el primer jugador de la historia del fútbol español en conquistar este trofeo. Además, a nivel individual es la mayor alegría de mi vida", señaló un Hugo Sánchez que incidió en el hecho de que había conseguido algo que no alcanzaron las estrellas que habían desfilado por nuestros campos hasta entonces. "Grandes jugadores del campeonato español como Puskas, Kubala o Di Stéfano no lograron ese galardón y yo sí. Es todo un honor", sentenciaba Hugo.

lunes, 4 de enero de 2021

ZIDANE, CINCO AÑOS DESPUÉS

Los datos del técnico francés un lustro después de su llegada al banquillo madridista

"En primer lugar quiero agradecer al Club, a usted presidente, por darme la oportunidad de entrenar a este equipo. Tenemos al mejor Club del mundo, a la mejor afición del mundo, lo que tenemos que hacer ahora y lo que voy a hacer es intentar hacerlo lo mejor posible para que este equipo al final de año gane algo". El 4 de enero de 2016, tal día como hoy de hace cinco años, Zinedine Zidane fue presentado como nuevo entrenador del Real Madrid y esas fueron sus primeras palabras como técnico madridista. "Es un día importante para mí. Tengo un poco de emoción, más que cuando firmé como jugador. Voy a meter todo el corazón que tengo para este Club e intentar que salga todo bien. Muchas gracias a todos", apostillaba el francés

Zinedine Zidane terminó aquella temporada 2015-16 ganando la Champions League, La Undécima. Y pese a que algunos le calificaron de entrenador "parche" el tiempo le ha colocado en estos cinco años como uno de los técnicos más importantes que han pasado por el Club. Hasta el momento Zidane ha ganado: 3 Champions League (2015-16, 2016-17, 2017-18), 2 Mundiales de Clubes (2016 y 2017), 2 Supercopas de Europa (2016 y 2017), 2 Ligas (2016-17 y 2019-20) y 2 Supercopas de España (2017-18 y 2019-20). Con 11 títulos es el segundo entrenador con más trofeos de la Historia del Real Madrid sólo por detrás de Miguel Muñoz, que ganó 14. Zidane es ahora mismo el tercer entrenador con más partidos dirigidos al Real Madrid con 234 encuentros oficiales. Por delante están Miguel Muñoz con 605 choques y Vicente Del Bosque con 246. Si no hay ningún contratiempo, esta misma temporada se colocará como segundo técnico con más partidos. Sus 234 encuentros oficiales se resumen en 155 victorias, 47 empates y 32 derrotas.

Zinedine Zidane es uno de los tres entrenadores que ha conseguido ganar 3 Copas de Europa junto a Bob Paisley, que lo hizo en el Liverpool, y Carlo Ancelotti, que ganó 2 con el Milán y 1 con el Real Madrid. Precisamente el segundo entrenador de Ancelotti cuando se ganó La Décima fue Zinedine Zidane. Zidane es, además, el único de ellos que ha ganado sus tres Champions League de manera consecutiva, otro récord favorable al Real Madrid. Es también uno de los siete privilegiados que han ganado la Copa de Europa como jugador y como entrenador.

El actual técnico del Real Madrid ha recibido en estos cinco años numerosas distinciones y reconocimientos a su labor en los banquillos. La FIFA le designó Mejor Entrenador del Mundo en el año 2017 y segundo mejor entrenador en 2016 y 2018. La UEFA le calificó como Técnico del equipo revelación de la Liga española y Técnico del equipo revelación de la Champions League en 2016. La IFFHS le nombró Mejor entrenador de club del mundo en los años 2017 y 2018. En 2017 recibió el Premio Glober Soccer al Entrenador del año. En el recién concluido 2020 el diario Marca le entregó el Trofeo Miguel Muñoz al mejor entrenador de Primera y Segunda División en España y el diario francés L'Équipe le designó Mejor Entrenador del Mundo. Otras prestigiosas publicaciones como World Soccer, Onze Mondial o FourFourTwo le han premiado y destacado como uno de los mejores técnicos de fútbol.

CRISTIANO RONALDO SUPERA A PELÉ

El ex madridista se convierte en el segundo máximo goleador de la historia del fútbol

Con sus dos goles de ayer frente al Udinese, Cristiano Ronaldo supera al brasileño Pelé y se convierte en el segundo máximo goleador de la historia del fútbol. El luso alcanza los 758 goles, 656 con las camisetas de Sporting de Portugal, Manchester United, Real Madrid y Juventus y otros 102 con la elástica de la Selección de su país. Por delante sólo está el austro-checo Josef Bican, al que se le contabilizan 759 goles según algunas fuentes, mientras que otras indican que serían 805 goles oficiales. Una vez más resulta difícil establecer comparativas y los medios de comunicación manejan datos dispares que no ayudan en nada a clarificar la realidad.

Aunque en la actualidad Cristiano Ronaldo sea jugador de la Juventus no hay que olvidarse de que gran parte de los tantos cosechados a lo largo de su carrera los anotó con nosotros. Cristiano es el máximo goleador de la Historia del Real Madrid con 451 goles en 438 partidos oficiales. Este dato, por cierto, también puede bailar según las fuentes consultados puesto que no hay que olvidar que en algunos registros Cristiano aparece con 450 goles por el dichoso gol aquel frente a la Real Sociedad del 18 de septiembre de 2010 en un lanzamiento de falta que el colegiado adjudicó en el acta a Pepe. Todos los medios de comunicación le otorgaron el gol a Cristiano pero algunos se desdijeron después basándose en el acta del partido. El diario Marca, que otorga el Pichichi en base a las crónicas de sus periodistas, y el Real Madrid sigue contabilizando ese gol, que realmente era suyo, por lo que siempre aparece con los 451 goles. Es obvio que se trata de un futbolista legendario y es motivo de orgullo que siga ampliando sus números para confirmarse como uno de los mejores futbolistas de la Historia. Una Leyenda que alcanzó la mayor parte de sus logros con la camiseta blanca.

ADIÓS A ARSENIO LOPE

Jugó en la Sección de Baloncesto del Real Madrid en la temporada 1962-63 

Este fin de semana, concretamente el pasado sábado día 2 de enero, ha fallecido a los 77 años de edad Arsenio Lope, jugador del equipo de Baloncesto del Club en la temporada 1962-63. Nacido en Alcalá de Henares el 15 de noviembre de 1943, 'Curro' Lope ejerció de base y llegó al primer equipo procedente de la cantera junto a su compañero Jorge García. En su único ejercicio con el Real Madrid, a las órdenes de Joaquín Hernández, el conjunto madridista conquistó el título de Liga y fue Subcampeón de la Copa de Europa. Coincidió con baloncestistas de la talla de Emiliano Rodríguez, Lolo Sainz, Clifford Luyk o Carlos Sevillano entre otros. Al margen de su faceta deportiva destacó en otros ámbitos como la abogacía, la economía, la escritura, la docencia y la política. Entre otros muchos cargos ejerció como alcalde de Alcalá de Henares, gobernador civil de León o delegado del Gobierno en Castilla y León y en la Comunidad de Madrid.

La página web del Real Madrid ha emitido un comunicado en el que el Club, el Presidente y su Junta Directiva "lamentan profundamente" el fallecimiento del ex jugador blanco y hacen extensivas sus condolencias "a todo el madridismo". Desde 'Historias del Real Madrid' quiero expresar mi más sentido pésame a toda su familia, amigos y compañeros. Descanse en paz, Arsenio 'Curro' Lope Huerta.