jueves, 21 de diciembre de 2017

JOSÉ ÁNGEL DE LA CASA, LA VOZ DEL FÚTBOL

Ingresó en TVE hace cuarenta años y narró cientos de partidos internacionales

Hoy es 21 de diciembre. Y cada 21 de diciembre es muy especial porque es la fecha en la que para mí empezó el fútbol. Tal día como hoy de hace 34 años, el 21 de diciembre de 1983, se disputó el España-Malta valedero para la clasificación de cara a la Eurocopa de 1984. Y es el primer partido del que tengo recuerdo. Mi primer partido de fútbol y una de las experiencias más alucinantes que recuerdo. Un 12-1. ¡Un partido con doce goles! ¡Como para no hacerse futbolero! Es curioso, en mi caso, que el primer partido del que conservo recuerdos no sea un choque del Real Madrid sino de la Selección. Pero bueno, en cualquier caso, por allí estaban ya nombres que pasarían a formar parte del catálogo de ídolos de mi infancia como Santillana, Camacho, Gordillo, Maceda, Buyo... Imposible olvidar aquellos goles, aquel viejo televisor Telefunken en blanco y negro, las celebraciones de mis padres, aquella invasión de campo al término del partido... De verdad, un partido alucinante para un crío pequeño como yo. 

¿Y cómo olvidarse de uno de los momentos más emblemáticos de aquel partido? El famosísimo 'gallo' de José Ángel de la Casa durante la retransmisión en directo del partido por TVE en el momento en el que Juan Señor anotaba el gol número doce con el que España conseguía la clasificación para estar en Francia al año siguiente. Estoy seguro de que ese gol es lo primero que se le viene a la cabeza a mucha gente cuando escucha el nombre de José Ángel de la Casa.

Para mí siempre será la voz del fútbol. José Ángel de la Casa narró cientos de partidos para TVE desde que pasó a formar parte del ente público en el año 1977, hace cuarenta años. Allí participó en espacios tan recordados como Polideportivo, el dominical Tiempo y marca o el mítico Estudio Estadio, que llegó a presentar e incluso a dirigir. De la Casa pertenece a la inolvidable generación de periodistas deportivos de la televisión de mi infancia junto a otros grandes como Jesús Álvarez o Matías Prats. Pero el caso de José Ángel de la Casa es sin duda especial puesto que además era el encargado de las retransmisiones de los partidos de la Selección y de aquellos inolvidables encuentros europeos del Real Madrid de los ochenta. Para mí su voz se terminó convirtiendo en sinónimo de fútbol. Algo parecido a lo que me pasó con el ciclismo, el otro gran deporte del que siempre fui aficionado. Cuando se murió Pedro González Menéndez en el año 2000 me costó muchísimo acostumbrarme a las retransmisiones de Carlos de Andrés. No sé... Se me hacía raro... Para mí Pedro González era la voz del ciclismo. Y la voz del fútbol era José Ángel de la Casa.

Le puso voz al fútbol durante treinta años. De 1977 a 2007. Tres décadas consecutivas. Su primer partido fue un Real Madrid-Argentina que se jugó con motivo de los actos de conmemoración del 75 aniversario del club blanco. El último encuentro que narró para TVE fue un España-Islandia disputado en Palma de Mallorca el 28 de marzo de 2007. Un ERE en la televisión pública le jubiló de manera prematura. Lógicamente se le notó emocionado a la hora de despedirse de la audiencia en aquel último encuentro: "Bueno pues nada más, señoras y señores. España sigue, la clasificación sigue, los partidos seguirán. Esto se ha terminado. Bueno, yo, después de estos treinta años, me permitan un minutito simplemente para decirles que yo he disfrutado mucho, que espero que ustedes también lo hayan hecho durante todo este tiempo. La Selección española sigue aquí en Televisión Española, seguirán los compañeros pero yo les digo adiós. Ha sido un placer estar aquí con todos ustedes, espero que para ustedes también. Y hasta siempre".  

Recuerdo que escuché aquellas últimas palabras con un nudo en el estómago. Lamenté muchísimo su salida del canal público. Había sido el narrador de los partidos emitidos por TVE durante toda mi vida. Desde mi primer partido, el España-Malta de 1983, hasta aquel España-Islandia de 2007 había escuchado a José Ángel de la Casa narrar mundiales, eurocopas, finales de Copa del Rey, finales de la Champions... Cuántos partidos y cuántos recuerdos... Partidos de la Selección, remontadas del Real Madrid, las UEFAs de los ochenta, la Copa del Rey de 1993, La Séptima de 1998, La Octava en el 2000, La Novena en el 2002... Recuerdo con mucho cariño aquel trío de comentaristas que formó con Míchel y con el cineasta José Luis Garci en el Mundial de Estados Unidos de 1994. Con Míchel siguió hasta 2005, cuando el ex jugador cambió los micrófonos por los banquillos. Y en 2007 el que se marchó fue José Ángel. Posteriormente, algunos afortunados pudieron seguirle en Castilla La Mancha Televisión.

Qué barbaridad... Han pasado ya diez años y tengo que reconocer que no me he acostumbrado a su ausencia. Cuando veo un partido por televisión todavía sigo echando de menos a José Ángel de la Casa. Siempre me pareció un profesional extraordinario. Muy profesional. Me encantaba la sobriedad y la moderación con la que narraba los encuentros. Sus detractores le acusaban de aburrido y de soso, pero precisamente esas eran algunas de las cualidades que siempre me gustaron de él. No me gustan los comentaristas exagerados ni los histrionismos. Bastante nervioso me pongo ya con los partidos como para que encima el que está narrando me inquiete todavía más. Al contrario. De la Casa tenía un estilo contenido, tranquilo y sereno. Conocía perfectamente a los futbolistas, desarrollaba muy bien las jugadas y resultaba agradable escucharle durante las retransmisiones. Buena entonación y una voz tan peculiar que se terminó convirtiendo en totalmente familiar para mí. Un auténtico clásico.

Muy pocas veces perdió su moderación José Ángel de la Casa. Muy pocas. Pero alguna vez pasó, como en aquel España-Malta que se jugó el 21 de diciembre de 1983. Y no era para menos, la verdad... No es muy habitual presenciar una gesta como aquella. Pocas veces se suele ver marcar doce goles en un partido. Y cuando aquella noche la Selección de Miguel Muñoz anotaba su duodécimo tanto se registró aquel famoso 'gallo', aquel momento televisivo que pasó a la Historia de la televisión y de nuestro fútbol. Gooooooooollllll de Señooooooooooooooor!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario