viernes, 10 de enero de 2014

FIGO CAMBIA DE CAMISETA

También hubo jugadores del Barcelona que vinieron al Real Madrid

Escribía estos días sobre Luis Enrique y dejaba constancia de que, pese a cambiar la camiseta del Real Madrid por la del Barcelona, respeté su decisión y me quedé con los buenos recuerdos de su etapa madridista.

Al fin y al cabo, no ha sido el único jugador que ha militado en ambos clubes. También ha ocurrido al revés y ha sido algún ídolo del Barcelona el que ha acabado jugando en el Santiago Bernabéu.

Luis Figo fue uno de ellos. Después de darlo todo durante cinco temporadas en el Nou Camp, recaló en el Real Madrid para jugar otros cinco años. Después de haber cantado aquello del “blancos, llorones…” terminó vistiendo la elástica blanca y comprobó que tampoco era tan malo lo de jugar en el Real Madrid, ¿verdad?

En definitiva, los jugadores son profesionales que, un día están en un sitio y otro día están en otro. Tienen que entregarse en cada entrenamiento y en cada partido por respeto al Club que les paga y en el que militan y por sus aficionados. 

Las promesas de amor eterno y los besos a los escudos están muy bien. Pero a mí, la verdad, tampoco es que me digan gran cosa. Yo lo que valoro es el esfuerzo. Y si un jugador, en este caso, del Real Madrid, se esfuerza y se deja hasta la última gota en cada partido, tendrá todo mi respeto.

Me dará igual de qué equipo proceda, en qué equipo termine jugando o qué oferta pueda aceptar en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario