miércoles, 15 de julio de 2015

RECORDANDO A ÁNGEL

Ángel de los Santos Cano jugó seis temporadas en el Real Madrid

Hoy dedico esta entrada de 'Historias del Real Madrid' a uno de aquellos jugadores que dejaron el Club en el verano de 1985. Ángel de los Santos Cano , conocido futbolísticamente por su nombre de pila, Ángel, formó parte de la disciplina del conjunto blanco durante seis campañas. Yo era un bebé cuando le daba patadas al balón defendiendo el escudo del Madrid. Mi memoria sólo da para recordar sus dos últimas temporadas, así que me ha tocado buscar algo de información para conocer su trayectoria deportiva.

Ángel de los Santos Cano nació en Huelva el 3 de noviembre de 1952. Con el Recreativo de Huelva, el equipo de su ciudad natal, debutó en Segunda División en la campaña 1974-75. En la temporada 1975-76, también en Segunda, viste la camiseta del San Andrés y en la 1976-77 la del Jaén. En la temporada 1977-78 logra dar el salto a Primera División al ser fichado por el Salamanca. Con los salmantinos juega dos campañas en la máxima categoría nacional y llama la atención de los técnicos del Real Madrid.

Ángel llegó en 1979 al Santiago Bernabéu procedente del Salamanca. "Fue un salto de calidad incuestionable y todo lo que me pasó, inmejorable, todo muy bueno. Coincidí con magníficos compañeros, me integré perfectamente en el equipo, me identifiqué con la ciudad y sus gentes y conocí otro contexto futbolístico, aparte del de la alta competición, el de la AFE", explicaba el propio jugador en un reportaje que publicó la revista Hala Madrid en su número 11.

En aquel ejemplar de junio-agosto de 2004, dentro de la sección 'Qué pasó con...' la revista oficial del Club repasaba con el futbolista sus años con la camiseta merengue y destacaban su compromiso con la Asociación de Futbolistas Españoles, que se había creado en el año 1978. Llegó a formar parte de su Junta Directiva como vicepresidente. "Hicimos una huelga y Don Luis de Carlos, una excelentísima persona, un señor, me dijo que lo que se debatía en el fútbol de aquel entonces no era lo que se vivía en el Madrid, que no había motivos para que el club secundara una huelga; tenía razón, pero teníamos que dar ejemplo los de arriba, los que cobrábamos todos los meses, y bien, los que no teníamos problemas económicos, por todos los que los tenían", explicaba Ángel.

Estamos ante un jugador con inquietudes culturales, tal y como destacan todas las referencias biográficas que he encontrado sobre Ángel. Un hombre con estudios y aficionado a los libros. Recuerdo que hace hoy un año, cuando realicé la entrada sobre Laurie Cunningham, que llegó al Real Madrid en 1979, como Ángel, entre la información que encontré me llamó la atención el apunte de que el onubense era uno de los futbolistas que ayudó en la integración del británico gracias a sus conocimientos de inglés. Ángel de los Santos es un claro ejemplo de que libros y balón no tienen por qué ser mundos separados. Supongo que en aquella época era más habitual lo de alternar deporte con estudios. "Tenía inquietudes culturales porque sabía desde el principio que el fútbol no era para toda la vida", afirmaba Ángel en la revista Hala Madrid.

Carrera de blanco

Con los números en la mano puede constatarse que Ángel fue un futbolista importantísimo en aquel Real Madrid de inicios de la década de los ochenta. Sobrepasaba la media de cuarenta partidos oficiales por temporada en el equipo. Desempeñaba las funciones de centrocampista. Era un todoterreno muy trabajador, el pulmón del equipo. "Hacía muchos kilómetros. Mi ventaja eran mis características; pero que conste que sin saber pegarle al balón no te dejan jugar en el Madrid, ni en ningún equipo. Porque yo en Salamanca era un artista, pero, claro, comparado con Del Bosque...", analizaba Ángel sobre su forma de jugar en aquel ejemplar número 11 de Hala Madrid.

En su primera campaña en el Bernabéu, 1979-80, el Real Madrid logra el doblete de Liga y Copa. Ángel interviene en 32 partidos de Liga, todos ellos de titular, 7 de Copa y 8 de Copa de Europa. En Liga marcó tres goles, celebrando su primer tanto oficial con la camiseta blanca el 16 de diciembre de 1979 en La Roseleda, en un Málaga 1-Real Madrid 4. Ángel también fue titular en la histórica Final de Copa del 4 de junio de 1980 frente al Castilla.

El onubense también jugó la Final de la Copa de Europa 1980-81 en París, frente al Liverpool. Fueron los años en los que el Madrid encadenó varios subcampeonatos. Luchando por el triunfo hasta el final, aunque no siempre se ganaba. 

En aquel primer lustro de los ochenta el Real Madrid jugó dos finales de la Copa del Rey. En la edición 1981-82, el 13 de abril de 1982, el Real Madrid se impuso al Sporting de Gijón por 2-1 en el Nuevo Zorrilla. En el minuto 4 el asturiano Jiménez hacía en propia puerta el primer gol del partido favorable al Real Madrid. En el minuto 36 el Sporting empató desde el punto de penalti por mediación de Ferrero. Con el 1-1 se llegó al descanso. En el segundo tiempo se desniveló el partido a favor del Real Madrid con un gol de... Ángel. El onubense, que saltó al terreno de juego en el minuto 52 sustituyendo a Del Bosque. Sólo cinco minutos después, llegó la jugada del gol. San José avanzó con el balón y casi en el área del Sporting le pasa el balón a Ángel, que triangula de primeras con Juanito. El malagueño, ya dentro del área, devuelve la pelota y Ángel lanza un disparo que supera al guardameta Rivero. Era el 2-1 que acabaría suponiendo la consecución de la Copa del Rey para el Real Madrid. Por la importancia que tuvo en el desenlace del encuentro, me atrevo a decir que aquel fue el gol más importante que anotó Ángel como madridista.

El papel de Ángel en el equipo siguió siendo relevante en las dos siguientes campañas. Su último ejercicio como futbolista del Madrid fue el de la temporada 1984-85 que se saldó con dos títulos, el de la Copa de la UEFA y el de la Copa de la Liga. Una lesión le impidió terminar la campaña vistiéndose de corto. El día que se le entregó el trofeo de la UEFA al Madrid en el Bernabéu, por ejemplo, Ángel no pudo acceder al césped con sus compañeros a causa de la escayola que llevaba en una de sus piernas. "Al finalizar el partido me fui hacia los vestuarios para esperar allí a mis compañeros. Estoy muy contento ya que aunque no he participado directamente en la final, he puesto mi granito de arena en las eliminatorias previas. Es muy importante en estos momentos recordar también la labor callada de muchos compañeros tuyos que no han jugado, pero que han tenido una gran labor animándote desde fuera constantemente. Pienso que ha valido la pena todo el trabajo, el esfuerzo y sacrificio realizado para conseguir este título", argumentaba entonces el de Huelva a la revista del Real Madrid.

Fue el año que menos jugó, con 14 encuentros disputados, diez de ellos de Liga, dos de Copa y otros dos de competiciones europeas en la Copa de la UEFA. Tenía 32 años y los jóvenes de la Quinta del Buitre pedían paso. Aquel verano de 1985 se acabó, por tanto, su etapa en el Santiago Bernabéu.

"Particularmente estoy contento de mi paso por el Real Madrid. Pienso que si hubiese que hacer un balance sobre mi actuación, éste lo tendría que hacer el club una vez que termine mi función en la institución. Ellos son los que tienen que decir, a tenor de los objetivos que buscaban cuando me ficharon, si he sido una persona rentable o no", contaba Ángel en la revista del Club poco antes de finalizar su último contrato con el cuadro blanco.

Tras abandonar el Real Madrid no siguió vinculado con el mundo del fútbol de manera profesional. Regresó a Salamanca. Allí crió a sus dos hijos y regentó una asesoría fiscal y contable. Los libros y los estudios sirvieron finalmente para solucionar el futuro laboral del ex jugador una vez colgadas las botas.

Sus números

En total, Ángel de los Santos Cano disputó 237 partidos oficiales con el Real Madrid en los que logró anotar 13 goles. Participó en todas las competiciones que disputó el Madrid durante el tiempo en el que permaneció en el Club. Ganó una Liga, dos Copas del Rey, una Copa de la Liga y una Copa de la UEFA.

Desde 'Historias del Real Madrid', sirvan estas líneas como homenaje y recuerdo hacia este futbolista ahora que se cumplen treinta años de su salida del Club en el que permaneció durante seis intensos años que él mismo califica como "maravillosos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario