viernes, 17 de julio de 2015

FLORENTINO PÉREZ, PRESIDENTE DEL REAL MADRID

Se cumplen quince años de la llegada a la presidencia del actual mandatario blanco

El lunes 17 de julio del 2000, tal día como hoy de hace quince años, Florentino Pérez Rodríguez era investido presidente del Real Madrid. Se había impuesto en las elecciones celebradas un día antes, el domingo 16 de julio, doblegando al presidente saliente Lorenzo Sanz.

El empresario ya se había presentado a las elecciones en el año 1995 siendo derrotado por un estrecho margen por Ramón Mendoza. En aquellos comicios participó el presidente del Grupo OTAYSA Santiago Gómez Pintado con su célebre eslogan 'Bueno para el Madrid'. Cinco años después, en el 2000, Florentino Pérez volvió a intentarlo y, en esa ocasión, consiguió su propósito.

Lorenzo Sanz, el presidente con el que habían vuelto las Copas de Europa al Santiago Bernabéu, adelantó las elecciones pese a que tenía aún dos años de legislatura por delante. Había problemas entre sus directivos, varios de los cuales pedían la destitución del vicepresidente Juan Onieva. Sanz no estaba por la labor de hacer eso y, supongo que aprovechando el tirón de la recién conquistada Octava Copa de Europa, decidió adelantar los comicios.

El Real Madrid venía de ganar dos Champions League en tres años. Deportivamente aquello había sido un gran éxito y los madridistas estábamos felices. El presidente Sanz debió pensar que aquel clima era perfecto para lograr prolongar su mandato en las urnas. Por su cabeza no debía de pasar la idea de que alguien osara a presentarse a las elecciones para enfrentarse a un presidente que contaba con el aval de dos Copas de Europa.

Pero resulta que alguien se presentó. Florentino Pérez, el candidato que había sido derrotado en el año 1995, volvió a la carga. Y lo hizo con una baza electoral que, a mi juicio, fue trascendental. Por encima de propuestas y programas, el mayor golpe de efecto de cara a las elecciones era la promesa de que si ganaba las elecciones y accedía a la presidencia, Luis Figo jugaría en el Real Madrid.

Pérez se comprometió a pagar las cuotas de los socios durante un año de su propio bolsillo si ganaba las elecciones y Figo no jugaba en el Real Madrid. Obviamente, si decía algo así en público es porque había llegado a un acuerdo con el jugador, que militaba en las filas del Barcelona, donde había demostrado ser uno de los grandes jugadores que militaban en el fútbol español y era el emblema de los azulgranas.

Victoria electoral

El 16 de julio del 2000 se celebraron las elecciones y Florentino Pérez salió vencedor de las urnas. 16.469 papeletas cosechó Pérez por las 13.302 de Sanz. Al día siguiente, el 17 de julio de 2000, era investido nuevo presidente. Sanz salía del Club pese a los recientes éxitos deportivos conseguidos.

Entre las primeras medidas adoptadas por Florentino Pérez estuvieron las de recuperar a viejos nombres del madridismo para ocupar diversos puestos y cargos. De esa manera, Don Alfredo Di Stefano fue nombrado Presidente de Honor, cargo que ocupó hasta su muerte el año pasado. Jorge Valdano también regresó al Real Madrid para ocupar un cargo que precisamente se puso muy de moda gracias a él y al Real Madrid, el de director general deportivo. Supuestamente, todas las decisiones relevantes estrictamente deportivas pasaban por el argentino. De ahí una famosísima coletilla de Florentino Pérez durante sus primeros años de mandato cada vez que los periodistas le asaltaban con alguna cuestión relativa al equipo: "Pregúntenle a Valdano".

¡Ah, se me olvidaba! Sí. Figo jugó en el Real Madrid. Pero de eso hablaré otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario