miércoles, 13 de mayo de 2015

LA BOTA DE ORO DE HUGO SÁNCHEZ

El mexicano se adjudicó la Bota de Oro 1989-90

Con los 38 goles que le llevaron a sumar su quinto Pichichi, Hugo Sánchez se adjudicó la primera Bota de Oro para un goleador de la Liga española.

Durante la recta final de la campaña 1989-90, la cantidad de goles que acumulaba el mexicano en la Liga española le pusieron en disposición de pelear por la Bota de Oro, galardón que desde 1968 se entregaba al mayor goleador de las Ligas Europeas.

Por aquel entonces, aún no estaba en vigor el actual sistema de puntos y coeficientes, por lo que los ganadores, en numerosas ocasiones, acabaron siendo goleadores de campeonatos poco potentes en los que la dificultad de hacer gol era mucho menor que en las ligas de superior categoría. En los países de la Europa del Este, además, se dieron casos de irregularidades con el fin de beneficiar a un jugador determinado. El rumano Rodion Cămătaru, que obtuvo el galardón en la campaña 1986-87, fue descalificado en 1990.

Durante la década de los noventa, no llegó a haber ceremonia de entrega durante varias temporadas. Las sospechas de amaños, polémicas reclamaciones desde ligas menores y la evidente diferencia de calidad entre unos campeonatos de liga y otros hizo que el galardón perdiese prestigio.

No fue hasta la temporada 1996-97 cuando se instauró el actual método para elaborar la clasificación utilizando el sistema de puntos ponderado en base a los coeficientes UEFA. De esta manera, tienen más valor los goles anotados en ligas potentes como la española, italiana, inglesa o alemana que los de, por ejemplo, ligas como la de Chipre, Malta o Moldavia. Con todos los respetos, por supuesto.

A la conclusión del encuentro frente al Oviedo del 5 de mayo de 1990, Hugo Sánchez había alcanzado los 38 goles. Por aquellos días, el principal candidato para arrebatar la Bota de Oro al mexicano era el delantero austriaco Gerhard Rodax. Al ariete del Admira Wacker, con 35 goles, le quedaban dos partidos de liga por jugar. Sin embargo, Rodax no logró anotar ningún gol más en aquellos dos partidos, por lo que a la conclusión de la Bundesliga de Austria, el siguiente candidato con opciones de arrebatar el galardón de máximo goleador europeo a Hugo Sánchez fue el búlgaro Hristo Stoichkov. El entonces delantero del CSKA de Sofía contaba, a mediados del mes de mayo, con 32 goles. Pero tenía tres partidos más por jugar aún, en los que sumó seis goles con los que igualó la marca de los 38 goles. Así pues, la Bota de Oro de la temporada 1989-90 la compartieron los máximo goleadores de la Liga española y la liga búlgara.

Por primera vez, un goleador del fútbol español logró hacerse con la bota dorada que entregaba la firma Adidas, sponsor del trofeo. Hugo Sánchez logró tan distinguido honor vistiendo la camiseta del Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario