sábado, 3 de enero de 2015

RECORDANDO A LOZANO

Jugó dos temporadas en el Real Madrid

Hace unas semanas, cuando realicé la entrada del blog sobre el treinta aniversario del partido del 6-1 al Anderlecht, citaba a uno de los jugadores del once inicial del Real Madrid porque, curiosamente, había militado en el club belga. A Juan Lozano le vi jugar, sí, pero a duras penas conservo algunos recuerdos de él como futbolista. Le recuerdo principalmente por los cromos. Por ese motivo, hoy me apetecía bucear un poco en la biografía de este jugador que militó dos temporadas en el Real Madrid.

Juan Lozano Bohórquez nació en Coria del Río, Sevilla, el 30 de agosto de 1955. Siendo niño llegó a Bélgica como hijo de emigrantes. Su caso, por tanto, es similar al de tantos españoles que tuvieron que salir a buscar trabajo en Europa allá por los años cincuenta y sesenta. Muchos llegaron a países como Alemania o Bélgica. De hecho, Juan Lozano coincidió en el Real Madrid con Alberto Bernardo Murcia, canterano madridista de padres españoles pero que nació en Lieja.

Lozano creció en Bélgica y allí se hizo futbolista, militando en el Royal Beerschot, equipo con el que logra hacerse un nombre dentro del fútbol belga. Su siguiente etapa futbolística es bastante curiosa, puesto que, sin haber llegado a cumplir los 25 años, salta el charco para irse a jugar a los Estados Unidos. Allí practica el 'soccer' con los Washington Diplomats. Corría el año 1980. A principios de 1981 regresa a Bélgica para recalar en el Anderlecht.

El jugador conservaba su pasaporte español, pero para la Federación Española de Fútbol su caso era el de un oriundo, por lo que tenía complicado recalar en algún equipo español debido al limitado cupo de oriundos y extranjeros que había en los equipos. Al mismo tiempo, Lozano tampoco tenía facilidades a la hora de que se le concediese la nacionalidad belga, lo que le hubiera abierto las puertas  como Internacional con la Selección de Bélgica. Hay que tener en cuenta que en 1982 había Mundial. Al parecer, las autoridades belgas pensaban que lo que buscaba el futbolista era liberarse del cumplimiento del Servicio Militar en España. Finalmente , no se le concedió la nacionalidad y las puertas del combinado belga y del Mundial de España se le cerraron.

En las filas del Anderlecht, Lozano forma parte de aquel conjunto que ganó la Copa de la UEFA de la temporada 1982-83 y que llegó a la Final de la siguiente edición, 1983-84, donde perdió con el Tottenham inglés. 

Llegada al Madrid

En el verano de 1983, el jugador fichó por el Real Madrid. Estaba cerca de cumplir los 28 años y, por fin, pudo recalar en el fútbol español. Su fichaje llegó a ser calificado como el más caro de la historia del Real Madrid. Aunque ya sabemos que, en el fútbol, los récords de los montantes de dinero para fichajes siempre son efímeros y son superados. En cualquier caso, la expectación generada con el fichaje del sevillano puede considerarse como lógica. Se trataba de un futbolista español que había triunfado en el extranjero y había sido campeón europeo con el Anderlecht.

Juan Lozano era centrocampista y llegaba al Real Madrid que acababa de proclamarse subcampeón en cinco competiciones. Atravesaba el equipo un periodo de vacas flacas en cuanto a títulos se refiere. La Copa del Rey de 1982 había sido el único logro importante del conjunto blanco en un periodo en el que los equipos vascos llevaban la voz cantante en la Liga y donde escuadras como el Sporting de Gijón plantaban cara a los grandes.

Debutó oficialmente con el Madrid el 4 de septiembre de 1983, en la primera jornada de Liga, frente al Betis. Ganó el conjunto merengue por 2-0 y el primer gol del choque lo anotó... ¡Lozano! Sus primeros compases con la camiseta blanca parecían indicar que todo iba por buen camino. Pero la responsabilidad y la presión debía de ser grande. Y Lozano no lo iba a tener nada fácil.

La fortuna le empezó a dar la espalda el 30 de octubre de aquel mismo 1983. En partido frente al Atlético de Madrid que acaba con un rotundo 5-0 favorable a los de Alfredo Di StefanoLozano sufre una dura entrada del colchonero Rubio que le obliga a abandonar el terreno de juego. Varios días después, se confirma el alcance de la lesión. Fractura de peroné de la pierna izquierda. Aunque no requirió tratamiento quirúrgico, la lesión le obligó a mantenerse en el dique seco a modo de reposo.

Reapareció el 19 de febrero de 1984 en un partido de Liga que el Real Madrid ganó en el campo del Salamanca por 0-1 con gol de Juanito. Sin embargo, Lozano sufre un golpe en la misma pierna y recae de su lesión volviendo a fracturarse el peroné. Más mala suerte, imposible. Esta recaída le hace ya perderse lo que restaba de temporada. La campaña 1983-84 concluyó para el futbolista sevillano con un bagaje de 14 partidos oficiales disputados y cuatro tantos anotados.

Durante la siguiente campaña, 1984-85, la participación de Lozano en el equipo fue de más a menos. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de la temporada en la que la Quinta del Buitre había empezado a ganar peso en el Madrid. Había subido Michel del filial y futbolistas recién fichados como Jorge Valdano se habían hecho un hueco en el once titular. Jugar se había puesto caro con tanta competencia y Lozano tuvo que alternar el terreno de juego con el banquillo más de lo que le hubiera gustado. Aún así, participó activamente en Liga y en Copa de la UEFA, competición en la que el Real Madrid se proclamó campeón. Fue la segunda Copa de la UEFA para el palmarés del de Coria del Río, que ya había ganado la edición de 1983 con el Anderlecht. Precisamente, jugó el partido frente a sus ex compañeros belgas en el que Butragueño, como ya recordé hace unas semanas aquí en 'Historias del Real Madrid', anotó tres goles.

Precisamente, la llegada de jóvenes procedentes del Castilla y la elevada cifra de fichas de jugadores con la que contaba el Real Madrid , incluyendo futbolistas cedidos en otros equipos, obligaba a realizar muchos descartes en la plantilla de cara a la temporada 1985-86. Ramón Mendoza acaba a de hacerse cargo de la presidencia del Club sustituyendo a Luis De Carlos. Con él llegaban nuevos fichajes de renombre. Para hacer hueco a Hugo Sánchez, Gordillo y Maceda, otros jugadores debían dejar su sitio y el Club tuvo que dar de baja a un gran grupo de futbolistas: Ángel, Ito, Juan José, Isidro, Pineda, Fraile...

Juan Lozano Bohórquez también formó parte de la extensa lista de bajas. El equipo decidió no contar más con sus servicios y el futbolista negoció su vuelta al fútbol belga. Regresó a su club de procedencia, el Anderlecht y volvió a ser pieza fundamental de su escuadra. Allí, la prensa especializada le eligió como segundo mejor jugador del fútbol belga del año 1986. En 1987 sufrió una doble fractura de tibia y peroné. Se acercaba a los 32 años y aquella nueva lesión marcó el inicio del declive de su carrera deportiva. Aún así, fue escogido mejor jugador de la Liga belga de la temporada 1986-87. No logró recuperar su mejor forma tras aquella gravísima lesión de abril del 87. Su etapa en el Anderlecht se cerró en 1989 y disputó una última campaña en activo en las filas del Eendracht Aalst durante el ejercicio 1989-90. A punto de llegar a los 35 años, Juan Lozano se retiró como jugador.

Desde entonces, lo que he llegado a saber sobre Lozano fue a través de los medios de comunicación deportivos que se ponían en contacto con él cuando algún equipo español, el mismo Real Madrid por ejemplo, se medía a algún conjunto belga en competición europea o cuando había algún choque de selecciones entre España y Bélgica.

Siempre que he leído alguna entrevista suya, Lozano ha hablado con mucho cariño de su etapa en el Real Madrid y de sus antiguos compañeros de vestuario. La suerte no fue su mejor compañera en el Madrid, eso hay que reconocerlo. Sin embargo, el de Coria del Río nunca mostró arrepentimiento alguno sobre su etapa como jugador blanco. "No me arrepiento de haber venido, ya que en su momento me hizo mucha ilusión", comentaba hace años sobre su estancia con nosotros.

En total, Juan Lozano disputó 35 partidos oficiales con la camiseta blanca y anotó seis goles. Como madridista ganó una Copa de la UEFA y una Copa de la Liga.

Desde 'Historias del Real Madrid', quiero tener este recuerdo, con respeto y admiración, hacia Juan Lozano Bohórquez.

1 comentario:

  1. Una pena... que mala suerte tuvo en su paso por el Real Madrid.
    A nivel de selecciones hubiera podido jugar con la Bégica de la Euro del 80, que fue subcampeona y posteriormente semifinalista del Mundial del 86 . De haber podido elegir jugar con España también podría haber formado parte de equipo subcampèón del 84 .....Sin embargo siendo, como era, uno de los mejores jugadores de Europa no pudo jugar en ningún combinado nacional.

    ResponderEliminar