domingo, 1 de diciembre de 2013

AQUEL DICIEMBRE DE 1983

La Quinta del Buitre y el España-Malta

Llega el mes de diciembre. Un mes, sin duda, especial para mí. Se van a cumplir treinta años de dos acontecimientos que marcaron mi infancia futbolística. Los primeros debuts de los jugadores de la Quinta del Buitre y el partido del España-Malta que acabó con aquel 12-1.

Las cosas como son. De lo primero no recuerdo absolutamente nada. Quiero decir, que no me acuerdo de aquellos primeros partidos de los integrantes de la Quinta del Buitre. Mi memoria respecto a jugadores y partidos del Real Madrid se remonta a la campaña 1984-85. Butragueño, Sanchís y compañía ya eran integrantes del primer equipo del Madrid. Incluso Míchel, que fue el último en dar el salto definitivo desde el Castilla, estaba ya jugando con la camiseta blanca..
 
Del segundo acontecimiento sí que me acuerdo. Ya lo creo que sí. De hecho, es el primer partido de fútbol del que tengo un recuerdo claro y nítido. Me acuerdo perfectamente de aquella noche del miércoles 21 de diciembre de 1983.
 
Tengo recuerdos muy vagos del Mundial de España del año 1982. Pero además, son recuerdos que tienen más que ver con el ambiente festivo que generó la celebración del Mundial que con lo que fue la competición futbolística como tal.
 
El fútbol ya me gustaba y claro que había visto partidos anteriormente. Más aún cuando en mi casa el balompié era uno de los mayores entretenimientos de mi padre, que veía todos los partidos que se emitían por TVE. Pero no los recuerdo.
 
Sin embargo, de aquel 12-1 a Malta me acuerdo como si fuera ayer. En la sala de estar, acompañado por mis padres y sentado en una pequeña silla de madera. El partido lo vi en blanco y negro, en aquel viejo Telefunken que había en mi casa.
 
Un partido histórico, qué duda cabe. De hecho, así de primeras, me atrevería a decir que no he vuelto a ver un partido de fútbol oficial con doce goles. Siendo un niño, aquello me pareció una gesta inigualable de los Santillana, Rincón, Maceda y compañía…
 
Guardo un grato recuerdo de aquel partido. De hecho, en las típicas conversaciones con amigos futboleros siempre he dicho que aquel España-Malta fue mi primer partido. Es decir, mi contador como futbolero de verdad arranca con aquel histórico choque. 
 
En otras palabras, este mes de diciembre, el fútbol cumplirá treinta años para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario